domingo, 28 de agosto de 2016

PÁNICO EN LA MONCLOA




Utilizo el titular, que con gran acierto, propuso el sin par periodista Miguel Ángel Aguilar, en el programa Más Vale Tarde del pasado Viernes 19 de Agosto, respondiendo a la propuesta de la presentadora de definir los últimos acontecimientos políticos en la piel de toro, tras la firma del llamado Pacto Anticorrupción entre el PP y Ciudadanos. Porqué me parece la mejor e ideal forma de sintetizar la realidad que estamos viviendo en nuestro país. Indicaba después el ínclito articulista, que las consecuencias de la firma de las seis condiciones llevaba implícito que poco después de la investidura, un coche celular debería presentarse en la Moncloa para detener a Mariano Rajoy Brey, por su implicación directa e indirectamente, en los distintos e incontables casos de corrupción que afectan a su Partido.

Poco después de la firma, tras escuchar la rueda de prensa que ofreció el portavoz popular Rafael Hernando,  donde escurrió el bulto, respondiendo a una pregunta sobre en qué situación quedaba la senadora Rita Barbera a un paso de ser imputada por el Tribunal Supremo en el tema de la Operación Taula, y que se han dado tres meses a contar desde la formación del nuevo gobierno, para ponerlas en marcha; muchos comprendimos claramente, que casi con toda seguridad, la voluntad de cumplimiento estricto de las seis condiciones del acuerdo, no figura realmente en su ánimo, sino que después de la investidura, y garantizada la inmunidad de Mariano por cuatro años más, ya se irán buscando las pertinentes excusas para dilatar en el tiempo este cumplimiento. En primer lugar, por el hecho que tres de las seis propuestas, requieren de una reforma constitucional, que debe implicar si o si el concurso de otras formaciones políticas; en segundo: me parece del todo inútil a estas alturas, una comisión parlamentaria para dirimir responsabilidades políticas, sobre la financiación irregular del partido más votado en este parlamento y que además ostenta la presidencia del gobierno; ¿Sirvió de algo la comisión sobre el caso Pujol en el Parlament de Catalunya?, ¿Dimitió alguien?; además debemos considerar como prueba de las perversas intenciones, el cambió del título de lo comisión parlamentaria de investigación que en un principio era sobre el Caso Bárcenas y ahora le han cambiado el nombre por el de la “Financiación irregular del Partido Popular” a instancias de este partido. Sin tener que pensar demasiado nos daremos cuenta que el cambio obedece a la pretensión del PP de obviar todo aquello que pueda implicar a Mariano Rajoy, y bien sabido es que su nombre aparece reiteradamente en los llamados papeles de Bárcenas, como perceptor de sobresueldos en dinero negro.

Todo pues me induce a pensar en el gran acierto de Miguel Ángel Aguilar en calificar de Pánico, lo que debe sentir Rajoy en este momento, que le obliga a  aferrarse a su poltrona, como los desesperados al clavo ardiente.

 

En el momento de escribir estas líneas, justo una semana más tarde de lo relatado anteriormente, se anuncia en los medios que la firma del acuerdo PP C’s es cosa inminente, y Mariano desde su Pontevedra natal, inicia el nuevo curso político, agradeciendo a C’s i CC su “alto sentido de estado”, aunque la falta de 6 diputados para alcanzar la mayoría absoluta, le obliga a lanzar toda clase de diatribas contra Pedro Sánchez y el Partido Socialista que persiste en el No es NO. Yo repito por enésima vez, que me resulta inconcebible, la insistencia de Mariano hacía el Partido Socialista, cuando tiene a un PNV que casi con toda seguridad, va a necesitar su apoyo a partir del 25 S en el País Vasco y la facilidad de convencer a los ex convergentes encuadrados en el PDC que ya les prestaron cinco o seis votos para elegir la presidenta del Congreso; y con la probable abstención de ERC, a la que cuatro años de mandato de Rajoy le viene como anillo al dedo a la hora de crear independentistas en Cataluña.

Parece pues, que de momento, Rajoy ha conseguido un respiro, al obtener el Si de Ciudadanos en lugar de una anunciada abstención, en segunda votación y lo ha obtenido sin tener que someterse a una Comisión Sobre el Caso Bárcenas, que a él como figurante número uno en los famosos papeles, tenía todos los números, para que se le exigieran responsabilidades políticas, Sin embargo con el cambio a una comisión de la financiación irregular del PP, el asunto que le afecta directamente va a ser con toda seguridad obviado. De todas formas, el Pánico en la Moncloa persistirá hasta que todo esté atado y bien atado. Solo entonces respirará tranquilo, aunque no tanto como si el PSOE se abstuviera para facilitarle el camino pues de esta forma, eliminaba el peligro para siempre, al no tener ni siquiera oposición.  

1 comentario:

  1. Apreciado Cosme , ¿ Y ahora donde sea trasladado el pánico ? Un saludo

    ResponderEliminar