domingo, 23 de febrero de 2020

HAY COSAS QUE CHIRRÍAN EN NUESTRA DEMOCRACIA


Ya he manifestado en muchas ocasiones que no soy jurista ni por asomo y que el derecho me cae muy lejos de mis conocimientos; sin embargo si me considero una persona que sigue las normas de la lógica, e intenta buscar a esta en todas las cosas que suceden a mi alrededor.

Les digo esto porque en vigilias de reyes, justo el día antes del comienzo del debate de investidura, cuando el trifachito (PP, C’s y VOX), en colaboración con la JEC (Junta Electoral Central), nos sorprendieron Inhabilitando a Quim Torra como diputado del Parlament de Catalunya y despojando a Oriol Junqueras de la inmunidad como parlamentario Europeo, que la sentencia del tribunal Europeo, hace cuatro días le había reconocido; me asaltaron todas las dudas del mundo pues dejó de cuádrame todo el concepto que yo tenía de la independencia de los poderes del estado, por cuanto una entidad meramente administrativa como es la JEC, puede imponer su criterio pasando por encima del poder judicial que en uno y otro caso, estaba estudiando los asuntos sin haber dictado fallo alguno sobre los mismos. En el caso de Quim Torra, se estaba pendiente de recurso al fallo del TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Catalunya), ante el Tribunal Supremo, y en el caso de Oriol Junqueras, el propio supremo estaba pendiente de pronunciar su dictamen sobre la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, después de haber solicitado los perceptivos informes de las partes, Abogacía del estado, Fiscalía y Defensas de los acusados. No me negaran amigos que es sorprendente en un estado de derecho y que incluso huele a prevaricación que la JEC pase por encima de estos máximos organismos.

Coincido con la opinión de diversos juristas de prestigio, entre ellos a seis miembros de la Junta Electoral Central que han emitido voto particular en el sentido que la JEC debía inhibirse de este tema a favor del Tribunal Supremo, como parece lo más lógico en un estado democrático; y estoy convencido que todo ha sido una argucia filibustera del trifachito español, a fin y efecto de descarrilar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, tal y como admitió, si no cantando si silbando, Espinosa de los Monteros de VOX en los pasillos del Congreso de los Diputados junto a Pablo Casado e Inés Arrimadas. Lo que no han contado los filibusteros es que ERC es un partido con visión de estado y han sabido conservar el rumbo, manteniendo su apoyo a la investidura. Y los recursos presentados por los acusados, han neutralizado las fatales consecuencias de una decisión que nunca debería haberse producido.

Con posterioridad, y después que durante unos días, hubiéramos tenido que soportar a Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas, junto con Abascal y Espinosa de los Monteros, lanzar diatribas y anatemas a Pedro Sánchez por no aplicar el 155 en Cataluña, para destituir a Torra en cumplimiento del dictamen de la JEC. El TS se pronunció en el sentido que no había ninguna prisa para proceder al inicio de la inhabilitación de Torra y que se podía esperar perfectamente a la resolución del recurso que en manos hoy del propio TS. Mientras que se dirigió al Parlamento Europeo, justificando la no excarcelación de Junqueras, porque ya no se encuentra en situación de prisión preventiva, además de solicitar el suplicatorio, para que Carles Puigdemont, y Toni Comin les sea levantada la inmunidad y puedan ser detenidos en cumplimiento de la Euro orden y trasladados a España para ser juzgados; cuestiones que han sido atendidas con prontitud por el Parlamento Europeo, que ha suspendido a Junqueras de su condición de Eurodiputado y ha iniciado el trámite del suplicatorio para que el pleno vote, el levantamiento de la inmunidad parlamentaria a Puigdemont y Comín.

Todo ello, junto con polémicas decisiones judiciales, como fueron los casos de la Manada, u otros referentes a los grandes juicios de la corrupción en que está implicado el Partido Popular, nos ha hecho comprender de una necesaria reforma en profundidad de la tercera pata del estado de derecho como es el Poder Judicial. Una reforma en un sentido democrático del mismo modo que en los años 80 del pasado siglo XX y de la mano de un gobierno socialista, precisamente, se hizo en el Ejercito español, quitando todo el lastre de la dictadura y convirtiéndole en una institución democrática totalmente respetuosa con el estado de derecho.

Sé que es muy difícil, plantear reformas de alto calado, en esta legislatura, por cuanto la derecha ha demostrado su total intransigencia y nula colaboración con el actual gobierno progresista, pero amigos, de una forma u otra habría que intentarlo, pues los intereses generales del país así y la consolidación democrática así lo reclama. Espero y deseo que alguien le haga entender a Pablo Casado y al Partido Popular, que les es más que necesario para su bien como formación política de derecha europea, que abandone su flirteo con VOX y se libre en cuerpo y alma a la causa de la democracia, abominando de cualquier jirón de la pasada dictadura.

domingo, 16 de febrero de 2020

LA IMPORTANCIA SOCIAL DEL SENTIDO CRÍTICO



Instruiros y seréis libres; asociaros y seréis fuertes; amaros y seréis felices”, es la frase del político escritor y compositor catalán Josep Anselm Clavé que ha sido adoptado como lema de la Universidad Progresista Catalana de Verano (UPEC) y que a mi modesto entender encierra la clave del progreso humano.

“Instruiros y seréis libres” La expresión nos da a entender que sin saber los conocimientos de nuestros ancestros y aprovecharlos para el progreso, es del todo imposible que nos sintamos libres sin haber aprendido nada y más que ello, la capacidad que nos da el tener conocimientos para cuestionar la realidad  e intentar transformarla, contribuyendo así al progreso de la colectividad y el propio y personal. Lo que se viene en llamar sentido crítico o pensamiento crítico, que es lo que ha permitido que hoy no vivamos como en la edad de piedra y constantemente evolucionemos a mejor.

Para tener pensamiento crítico es imprescindible, conocer y saber interpretar los datos disponibles y analizarlos, ello nos permite cuestionar los dogmas que otros han dictado antes, ponerlos en entredicho, obviarlos si resultan del todo falsos o transformarlos y adaptarlos a una realidad cambiante cada día, permitiéndonos progresar. Ello nos permite afirmar que sin conocimientos los individuos no gozan de libertad pues no tienen capacidad de cuestionar los dogmas que otros han dictado no teniendo otra opción que seguirlos a rajatabla durante toda su vida, por lo que su contribución al progreso humano es prácticamente nula.

No nacemos con sentido crítico, sino que es a través del aprendizaje y de la educación que recibimos durante toda nuestra vida que lo vamos adquiriendo y esto que nuestras élites civiles y religiosas, conocen muy bien, durante la historia de la humanidad han sabido aprovecharlo innumerables veces para dirigir la educación en sentido contrario del pensamiento crítico, como método para tener a los humanos bajo su control. Observen Vds. que en los regímenes autárquicos, la educación siempre está mediatizada, en tiempos de Franco, en España, lo fue por la iglesia católica, a la que le fue atribuido casi en exclusiva el derecho a la enseñanza en nuestro país. ¿Cómo podía educar en el sentido crítico una organización como la Iglesia, que basa su organización y funcionamiento en dogmas indiscutibles e inmutables. promulgados por sus jefes supremos, a lo largo de la historia, jefes a los que se les atribuye el don de la infalibilidad?

No quiero decir con esto, que el pensamiento crítico obligue a replanteárselo todo cada vez, si no que lo que ya ha sido verdaderamente demostrado y aceptado por todos no necesita ser  cuestionado de nuevo; pero sí todo aquello que nos sirva para adaptar nuestra conducta a una realidad cambiante como és la que estamos viviendo en la actualidad. Para una mejor comprensión de lo dicho les recomiendo la lectura de articulo de Oscar Castillero Mimeza del cual les remito el enlace:   https://psicologiaymente.com/inteligencia/pensamiento-critico

En  España, la ultraderecha, sabedora de la importancia de la educación en el desarrollo del sentido crítico de nuestro jóvenes ha emprendido una campaña, en pro de desmantelar la enseñanza pública, con el fin que la Iglesia católica, vuelva a tener la exclusividad como en tiempos de la autarquía. Han comenzado con una campaña de desprestigio de la escuela pública, y en nombre de de una falsa libertad de elección de los padres, se pretenden fomentar las escuelas religiosas y privadas, donde los planes de estudio sean no redactados desde el más puro sentimiento democrático si no  guiados por intereses mezquinos de la clase social de los poderosos. Por otro lado introducen en todos los lugares donde gobiernan, aunque sea indirectamente, la idea del llamado Pin Parental, con el fin que no se pueda educar a todos los niños y niñas del país en los grandes valores humanistas de la Libertad la Igualdad y la Solidaridad en todos los aspectos de la vida incluido la opción sexual de cada uno, por el contrario si pretenden mantener la obligatoriedad de la asignatura de Religión y que siga teniendo influencia en la evaluación final del alumno. Observen amigos, que en el fondo de lo que se trata es de obtener al final de los estudios, personas que no desarrollen el sentido crítico y que se dediquen a acatar sin más las normas que ellos acaben dictando. No deberíamos permitirlo de ninguna de las maneras; los españoles pagamos un alto coste para conseguir un estado de derecho garante de la libertad, para que ahora salgan cuatro nostálgicos desfasados y pretendan echarlo por la borda.

domingo, 9 de febrero de 2020

SUPERAR EL MIEDO A LO DESCONOCIDO


Desde el origen de los tiempos, los poderes fácticos planetarios, se han valido del miedo para dominar a las masas, y conducirlas mansamente por las sendas que ellos querían.
El miedo a lo desconocido, es natural en la persona humana, y de ello se valían en la antigüedad Reyes y Emperadores para crear una serie de mitos, aprovechándose de la incultura y desconocimiento de la gran mayoría de la población. Todas las religiones se inspiran en el miedo a un castigo eterno después de la muerte en el inframundo si uno no ha cumplido con las normas establecidas por el poder. 

San Bernardo, abad del monasterio de Claraval, en la Champagne francesa, a primeros del siglo XII decía. "La novedad es madre de la temeridad, hermana de la superstición e hija de la ligereza".  En una clara inducción a sus fieles a no adquirir nuevos conocimientos que les pudiera hacer dudar de los dogmas, y rebelarse contra las normas establecidas, por las que las mayorías eran esclavizadas por unas élites entre las que se encontraban los padres de la Iglesia.

Pero hoy ya no estamos en el siglo XII y la frase de Bernardo nos parece una solemne tontería, sin embargo y de una forma mucho más sutil, el miedo a lo nuevo que intuimos pero aún no conocemos sigue alimentándose, a través de sutiles mensajes en los medios de comunicación a sueldo de las grande élites mundiales, induciendo el voto hacia aquellos que  pretenden que las grandes ventajas que emanaran de un mundo y una economía globalizadas queden solo en manos de unas pequeñas élites de privilegiados. Tanto es así, que las clases trabajadoras en grandes países como Estados Unidos o Gran Bretaña, votan a personajes como Donald Trump o Boris Johnson que les están proponiendo retroceder hasta las posiciones de desprotección social del siglo XIX y seguir compitiendo por una mínima parte del pastel de la riqueza que generamos, mientras unos pocos se quedan con la mayor parte.

No debemos temer al progreso, la llamada Revolución Digital, nos deparará una mejor calidad de vida, del mismo modo que lo hizo la Revolución industrial, si las mayorías dejamos de temer a lo desconocido y desde la ideas bien claras de cuáles son nuestros derechos y la parte del pastel que nos corresponde, no nos dejamos engañar por los cantos de sirena de unos privilegiados que solo saben enriquecerse a costa de la miseria de los demás.

Observen Vds. los mensajes del Partido Popular Ciudadanos y Vox, analícenlos a fondo y se darán cuenta que en realidad están proclamando seguir en la misma tesitura, esta que otorga la parte grande del pastel que entre todos generamos a unas pocas élites y que los demás debemos conformarnos con las migajas. Nos están vendiendo un sistema económico creador de desigualdad, donde los servicios sociales se privatizan convirtiéndolos en negocios y se deja el auxilio a los más desafortunados en manos de la caridad.

Observen que en cuanto ha gobernado el PP se han bajado los impuestos a los que más ganan, recortando servicios sociales, como la sanidad y la educación públicas, para compensar la bajada de ingresos. Cuando se detectó que los ingresos en el sistema de pensiones se quedaban cortos, no actuaron sobre estos para aumentarlos si no que congelaron de facto las percepciones, (suprimir el aumento automático con el IPC, y hacerlo solo un 0,25% cada año, es de facto una congelación). Observen también que en las comunidades donde Vox tiene una decisiva influencia en el gobierno, se están recortando los presupuestos en la enseñanza pública y se fomentan las corridas de toros, con lo que estamos volviendo a aquello del Pan y Circo, para tener al pueblo entretenido callado y sumiso que no se rebele contra los que lo están machacando.

Pero lo que más me indigna, es que estos discursos están calando en ciertos sectores de la sociedad, que por su incultura y falta de sentido crítico tienen pavor a lo que nos puede deparar el futuro que hoy nadie puede prever con exactitud, y ante esto optan por seguir con la cabeza gacha sometidos a los dictados de sus explotadores; sin darse cuenta que nunca se van a quedar como ahora si no que su miseria va aumentar en mucho, pues le van a quitar hasta el mínimo poder que tiene ahora, como es el de poder elegir democráticamente a sus dirigentes, por cuanto a estas élites el sistema democrático ya no les es útil en una economía globalizada, en un mundo atomizado en base a estados nación.
Debemos tener en cuenta que desde ahora, debemos tomar consciencia que la nueva sociedad surgida de la Revolución Digital, la construiremos entre todos y no unos cuantos privilegiados, debemos defender la democracia como la única forma organizativa que nos va permitir mantener nuestros derechos y aumentar nuestra parte del pastel, hasta equilibrarla con la de las élites, y debemos tener muy claro que solo a través de unas estructuras federales seremos capaces de mantener unidos a entes supranacionales, con una gran diversidad de culturas, razas y religiones que es como se está configurando el planeta del futuro.

Empecemos ya, apartando de nuestros panoramas electorales a todos aquellos que nos han estado engañando y nos siguen mintiendo para aprovecharse de nosotros. No tengamos miedo al futuro si este lo construimos nosotros.

domingo, 2 de febrero de 2020

ERC NO LO TIENE CLARO



A todos aquellos que se las prometían felices, y consideraban a ERC como un socio leal y fiable, que había entendido el error cometido, de dejarse llevar por la vorágine independentista denominada “procès”; después de las declaraciones de Oriol Junqueras al diario El Pais, se les ha vuelto a meter el miedo en el cuerpo en cuanto a los líderes de este partido, incluido Oriol Junqueras después de la investidura de Pedro Sánchez, como presidente del gobierno, manifiestan, no solo desconfianza hacía el gobierno de coalición PSOE / PODEMOS, si no que amenazan con cargarse la aprobación de los presupuestos, si no se avanza adecuadamente, según su criterio, en la mesa de negociación entre gobiernos que debe constituirse inmediatamente después de la reunión Pedro Sánchez- Quim Torra del próximo día 6 de febrero.

 Seguramente ERC teme perder buena parte del soporte electoral que le auguran las encuestas en Cataluña, si admite el fracaso, por cierto cada vez más evidente, de la estrategia usada hasta hoy por el ultranacionalismo independentista de la antigua CiU, que de la mano de Puigdemont y Torra, pretende repetir la experiencia de la DUI (Declaración Unilateral de Independencia), a la mínima oportunidad, manteniendo para ello una total desconexión con el estado español, boicoteando la formación de gobiernos e intentando hacerles caer a la mínima oportunidad, sobre todo si son de izquierdas, porqué están totalmente convencidos que con un gobierno de derecha, en cuanto más extrema mejor, van a encontrar soporte internacional en su afán, al presentarse como víctimas de lo que ellos mismos han buscado.

Si bien en un pasado no muy lejano, ERC se avino a conformar un tripartito, con PSC e Iniciativa per Catalunya el Verds, cuando en este partido y de la mano de Carod Rovira, se entendió que antes del tema soberanista, se debía anteponer la visión izquierdista. Hoy no parece que las cosas vayan por los mismos derroteros, sobre todo porque después del fracaso del tripartito en cuestión, en ERC se impuso la corriente independentista, necesitada de mantener la cuestión en el eje nacionalista catalán contra nacionalista español, en lugar del lógico y natural de derecha versus izquierda, como fórmula de aumentar su base electoral. Corriente que sigue dominando en este partido y aunque en estos momentos algunos de sus dirigentes principales están convencidos que lo mejor sería dejarlo de lado por el momento, se ven obligados a callar ante los fanáticos del lacito amarillo. Un buen ejemplo de lo dicho son las declaraciones de Marta Rovira desde Suiza donde se encuentra huida diciendo que de ninguna manera su partido votaría a Miquel Iceta como presidente de la Generalitat de Catalunya.

Pronto habrá elecciones en Cataluña, la situación de Quim Torra, es del todo insostenible, después de la sentencia de inhabilitación dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y que todo hace presumir, va a ser ratificada por el Tribunal Supremo, adquiriendo la condición de sentencia firme, por lo que Torra se verá obligado a abandonar el cargo a no ser que antes de que este hecho se produzca disuelva el Parlamento Catalán y convoque elecciones autonómicas; aún a riesgo que su partido y el de Puigdemont JxCat, se pegue el gran batacazo y deje de liderar el independentismo en Cataluña, que según las encuestas pasaría a manos de ERC. Lo que ya no es tan seguro es que ganara las elecciones, pues si el PSC acaba por recoger los votos que en las pasadas elecciones recogió Ciudadanos es casi seguro se convertiría en la primera fuerza del Parlamento Catalán. Si la victoria es suficientemente amplia, ¿se podría seguir negando Marta Rovira a votar a Miquel Iceta, como presidente de la Generalitat?

Esta es la razón por la que en ERC se duda a la hora de reconocer que la estrategia independentista fue equivocada pues muchos de ellos temen que si se dice esto abiertamente, el electorado fanático se les vaya hacía JxCat, al mantener Puigdemont y Torra, la idea de confrontar con el estado como el único camino que les va a conducir al reconocimiento internacional primero y a la claudicación del Estado Español que les va a conceder la independencia por la presión internacional. Esto, que cualquier persona con dos dedos de frente, después de dos años con Puigdemont, Toni Comin, y Clara Ponsatí, dando la matraca sin conseguir el mínimo apoyo de ninguna fuerza internacional, a excepción de la extrema derecha flamenca, lo califican de gran mentira, es lo que en ERC se teme le reste votos.

A mi modesto entender en política, las mentiras si bien a corto plazo pueden conseguir un cierto beneficio electoral, es seguro que a medio y largo plazo, acaban hundiendo a aquellos que las han difundido, en cuanto los ciudadanos se dan cuenta del engaño, como demuestran recientes experiencias en nuestro país. Por otra parte el electorado catalán no independentista, que en las últimas elecciones autonómicas, las del 21 de diciembre de 2017 dio la victoria electoral a Ciudadanos, ha comprobado la ineficacia de este partido en conseguir nada y con una oposición totalmente débil y descafeinada lo único que ha hecho ha sido consolidar al independentismo pues para muchos ha sido el menos malo de los gobiernos posibles. El gran beneficiado de esta posición de C’s, es el PSC, que en los últimos comicios, Generales, Europeas y Municipales, ha conseguido la segunda posición, en base a muchos electores que en las anteriores dieron la victoria a C’s. Es por ello que consolidándose como segunda fuerza, puede aspirar seriamente a ser la primera si ERC sigue sin aclarar su posición de verdad, pues me consta que muchos votantes independentistas, si han entendido que al país no le conviene para nada seguir confiando en propuestas engañosas, pues vemos día a día, como estamos perdiendo a favor de otras comunidades españolas, el prestigio y el ser la locomotora económica del país.

Estoy más que convencido si ERC, reconoce sus errores y se muestra dispuesto a configurar, alianzas de gobierno con el PSC y con los Comunes, quizás dejen de votarles unos cuantos fanáticos, pero van a recuperar la credibilidad y la confianza de muchos otros que hoy si tienen claro que debemos recuperar nuestra posición, como región puntera de una España democrática.

Pronto lo veremos, en cuanto se reúna por primera vez la mesa de negociación, saldremos de dudas de si estamos ante la ERC que ha admitido el error de la Declaración Unilateral de Independencia, o la que forzó la misma, llamando traidor a Puigdemont y mentando las 155 monedas de plata.

domingo, 26 de enero de 2020

EL PRINCIPAL OBJETIVO, REDUCIR LA DESIGUALDAD


Nadie con dos dedos de frente duda hoy en día, que la desigualdad creciente consecuencia de la crisis económica, de la que las élites han cargado el coste sobre las clases medias y bajas, representa el principal problema en el mundo y que empieza a mostrar su peor cara, con levantamientos violentos en Francia, en Chile, en Colombia, en Ecuador, es el principal problema que los líderes planetarios tienen planteado y que de no resolverlo, nos puede conducir a un cataclismo en forma de guerra mundial de consecuencias impredecibles pero que seguro va acabar con la forma de vida actual retrocediéndonos varios siglos en la civilización.

Ya va siendo hora que la humanidad empecemos a tomar nota de los errores que históricamente hemos cometido, con el fin de no volverlos a repetir y que empecemos a ver a los demás especímenes de la raza humana, sean del color que sean y crean en la religión que crean, como nuestros hermanos y no como nuestros enemigos.
Ya va siendo hora que los grandes valores humanistas, Libertad, Igualdad y Solidaridad, vuelvan a adquirir relevancia y los sepamos situar en frontispicio de nuestro pensamiento y nuestro discurso.

Ya va siendo hora que las grandes élites demuestren haber adquirido un alto grado de civilización y entiendan que no pueden seguir tomando la mayor parte del pastel de la riqueza generada en el mundo y dejar las migajas para las clases medias y bajas. Deberían entenderá ya, que todos somos imprescindibles en la generación de riqueza y que no puede ser, se valorice el capital económico por encima del capital humano.
Ya va siendo hora que las clases medias y trabajadoras adquiramos conciencia de clase y no nos dejemos engañar como hace cien años con los cantos nacionalistas y patrióticos, que desviaron la atención de donde se encontraba el principal obstáculo para el progreso de las clases medias y trabajadoras, que en lugar de intentar derribarlo se pusieron a luchar entre ellos en dos feroces guerras mundiales que les condujeron a la miseria por generaciones.

Reconozcamos de una vez todo el mundo que la llamada Revolución neocon, que en los años 90 del pasado siglo XX, emprendieron Ronald Reegan y Margaret Tatcher, se ha saldado con un gran fracaso socialmente hablando, que lo único que ha hecho ha sido aumentar la desigualdad empobreciendo a las clases más desfavorecidas, y que ha tenido su punto culminante en la gravísima crisis económica que desde el 2007 hasta hoy, ha depauperado buena parte los habitantes del planeta Tierra

En España, iniciamos con buen pié, el camino de la recuperación y las mayorías en buena parte, nos hemos dado cuenta de donde está el problema en realidad  y con la conformación de un gobierno de carácter progresista, hemos iniciado la senda que nos ha de conducir a un futuro de esperanza y progreso, con toda seguridad. El primer objetivo del nuevo gobierno debe ser sin duda alguna, de reducir la desigualdad, tomando de urgencia las medidas necesarias, para repartir el pastel de la riqueza generada, a través de prestaciones sociales  que faciliten muy mucho la reducción de la distancia entre pobres y poderosos.

Estoy seguro que el nuevo gobierno que preside Pedro Sánchez, del mismo modo que el de Antón Costas lo ha hecho en Portugal va a conseguir unos magníficos resultados, reduciendo el nivel de deuda exterior y garantizando un nivel de vida digno a la mayoría de la población.

También debemos considerar que el inicio de una nueva era de progreso, dentro del marco del reparto justo de la riqueza, en España,  va a contribuir sin duda alguna a la solución de temas que aunque parezcan ajenos a la cuestión económica, la solución de esta lo va a aplacar considerablemente, como es el caso del desafío independentista en Cataluña, que curiosamente siempre aparece cuando la economía española está en sus horas más bajas.
Estoy seguro también que el ejemplo de España y Portugal va a calar en la UE, y que la SPD, alemana va a reaccionar en el mismo sentido y que sus nuevos líderes, van a obtener de nuevo la confianza de su electorado, provocando que ello se contagie al resto de países de la UE. Consecuencia de ello va a ser el arrinconamiento de las veleidades nacionalistas que aún hoy campan por Europa y el avance hacia los Estados Unidos de Europa, que con una estructura de carácter federal, van a demostrar al mundo entero que es posible ser una potencia económica de primer orden, aumentando y potenciando el nivel de democracia y no al revés como parecen predicar los Donald Trump, Johnson, o Putin.

Para acabar recordarles que tal y como ya he explicado en otros artículos en este mismo blog, la nueva era económica que se nos avecina para que sea verdaderamente democrática y con la justicia social por bandera no es solo tarea del gobierno, que también, si no un trabajo colectivo en que debemos intervenir todos nosotros, asumiendo responsabilidades que quizás hasta ahora hemos rehuido, al considerar que la democracia solo ha consistido en votar. Pero esto es tema para otro artículo que próximamente voy a publicar en este mismo blog.

domingo, 19 de enero de 2020

NUEVO GOBIERNO, LA PUERTA ABIERTA A LA ESPERANZA



Desde el año 2011, cuando Rodriguez Zapatero, no supo afrontar desde la izquierda, la crisis económica, decepcionando a buena parte del electorado español que había depositado en él sus esperanzas, los ciudadanos de este gran país qué es España, nos sumimos en una gran depresión y desesperanza que a algunos nos hizo tambalear nuestras más firmes convicciones socialistas. El no saber o quizás, desde la perspectiva que nos da el tiempo transcurrido deberíamos decir “no poder”, afrontar la grave situación que España se encontraba en aquellos días, al borde de un rescate, con una tasa de desempleo como nunca habíamos visto y una prima de riesgo altísima, desde las políticas propias de la socialdemocracia, impulsó al mandatario español a seguir las directrices emanadas de la dirección de una UE, totalmente dominada por la derecha neoliberal, precipitándonos a lo que luego se vino a llamar “austericidio” y que no vino a ser otra cosa que cargar sobre las clases medias y bajas los costes de una crisis económica que ni uno ni otro habían provocado, si no que fue fruto de la especulación descontrolada con  que las grandes élites, se habían enriquecido las dos décadas anteriores.   

Digo que a algunos nos hizo tambalear nuestras convicciones, por el hecho que en aquellos momentos el aparato del PSOE que debería haber sido el guardián de las esencias,  parecía más preocupado en defender sus intereses personales que no los colectivos de las mayorías que sus principios proclamaban defender. Las puertas giratorias, alas que se habían acogido los gurús como Felipe González y Alfonso Guerra, el ultranacionalismo español de los Rodriguez Ibarra, Leguina, Corcuera etc. hizo que muchos de los que hasta hoy habían votado siempre socialista se decantaran por otras opciones neoliberales algunos, que votaron a Ciudadanos y comunistas otros que votando a PODEMOS, intentaban mantenerse en el espacio de izquierda que el PSOE parecía querer abandonar. Y en esto surgió Pedro Sánchez un personaje que el aparato pretendía fuera transitorio, solo para preparar a Susana Díaz y les resultó con ideas propias y muy claras por cierto, que puso al descubierto en pocos días las miserias de un Partido que caminaba a pasos agigantados hacia la irrelevancia.

El intento de defenestrarlo no consiguió nada más que enardecer a unas bases que no se habían dejado engatusar y supieron reconocer al líder que les había de guiar por la senda de la revolución interna hacia nuevas metas en defensa de los grandes valores del socialismo democrático, Libertad, Igualdad y Solidaridad.

Hoy, cuando el PSOE ha recuperado, buena parte de su espació electoral, cuando después de cinco procesos electorales en el año 2019 ha quedado consolidado claramente como la primera fuerza política en España, cuando a conseguido llegar a acuerdos con otras fuerzas situadas a la izquierda del espectro político y formar un gobierno que incluso los politólogos y tertulianos de los medios de comunicación acaban por reconocer su valía y calidad técnica para dirigir la nave por los procelosos mares de estos tiempos tan convulsos como los que vivimos.

Escribo estas líneas el mismo día del primer consejo de ministros y viendo los resultados lo primero que se me ocurre, es que empezamos muy, pero que muy bien, todo lo aprobado han sido las promesas hechas estando en funciones y que se han podido hacer de manera inmediata, como el aumento de las pensiones según el IPC previsto (0,9%), y el nombramiento de la nueva Fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que ha hecho salir a la derecha de sus casillas, cuestión que indudablemente debe ser un gran acierto, por lo furibundos que se han puesto los cavernícolas del país.

Es importantísimo, no solo para los españoles, si no para la socialdemocracia europea, que este gobierno se consolide, no defraudando a su electorado, con una gestión transparente y de una pulcritud extrema, demostrando al mundo que existe otra manera de hacer las cosas económicamente hablando, totalmente distinta al neoliberalismo suicida que hasta hace poco se consideraba como la única forma de crear riqueza. Portugal, nos abrió los ojos y en España, aunque nos ha costado, hemos acabado por ver que nuestros vecinos tenían razón, pronto nos va a seguir Italia y no a mucho tardar Alemania, que sin duda alguna arrastrará Francia para conseguir a medio plazo, una mayor integración en la UE, sentando la base para la construcción de una estructura supra estatal de corte federal, que supere por completo las veleidades anacrónicas del nacionalismo y nos ponga en condiciones de afrontar con éxito y en base a una distribución justa de la riqueza, los nuevos retos que la economía del siglo XXI, nos va a plantear.

domingo, 12 de enero de 2020

A VUELTAS CON EL CONCEPTO NACIÓN


Los días 13, 14 i 15 de diciembre del pasado año 2019, en el 14 Congreso del Partido de los Socialistas de Cataluña, se aprobó con muy pocos votos en contra, el considerar Cataluña como nación, una cuestión polémica en sí misma y más en un país donde el ultranacionalismo estuvo gobernando autocráticamente durante 40 años y que  después de otros 40 años en que la democracia lo aletargó, ha visto resurgir de nuevo con fuerza por la provocación del nacionalismo catalán.

Es pues en esta situación que a uno le sorprendió en un inicio, la decisión del socialismo catalán de poner sobre la mesa el tema de Catalunya como Nación en el 14 Congreso de la formación. Pasado el primer momento de sorpresa y después de una serena reflexión llego a entender que las connotaciones del concepto nación que entiende el PSC son radicalmente diferentes a las de los nacionalista catalanes y españoles, por encima de todo, por la identificación que estos hacen de nación con identidad.

El diccionario de la RAE, define el concepto nación bajo las siguientes acepciones:

1.    “Conjunto de los habitantes de un país regidos por un mismo gobierno”
2.    “Territorio de una nación”
3.    “Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común”

Si atendemos a la primera de las acepciones, podríamos aceptar que España, Cataluña, País Vasco, Galicia, Castilla Leon, Castilla la Mancha, Cantabria, Navarra, la Rioja, Aragón, Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura, Asturias, Madrid y Andalucía, son naciones, pues en todas ellas se puede aplicar que son un conjunto de habitantes de un país, que están regidos por un mismo gobierno.

Pero si atendemos a la tercera acepción, vemos que ni España, ni el resto de comunidades citadas, entrarían en el concepto nación sencillamente porque los habitantes actuales en las mismas no tienen un mismo origen, no hablan un mismo idioma, y tampoco tienen una tradición común, a no ser que hagamos una interpretación reduccionista, propia de la extrema derecha y no consideremos españoles a todos aquellos cuyo idioma materno no sea el castellano, no hayan nacido en territorio español, su religión no sea la católica, etc. etc. Pero este no es el caso, y convendrán Vds conmigo que estas visiones de un nacionalismo reduccionista, no nos han traído más que grandes desastres sociales en forma de guerras con millones de muertos, hambre y miserias absolutas.

Resulta muy curioso que la ideología nacionalista, que con diferentes variantes acaba considerando que la nación a la que uno pertenece por nacimiento, forma parte indispensable de su identidad y es aquí amigos donde reside la clave del porqué un socialista de verdad nunca puede ser nacionalista pues su concepción del mundo y en concreto por los grandes valores en los que se inspira, como son la Libertad, la Igualdad y la Solidaridad, son totalmente incompatibles con el considerar ciudadanos de segunda clase a todo aquel que no tenga el idioma , o que no haya nacido allí, o que no sea de la misma raza, o ….. ; todo ello me lleva a pensar en qué consiste el concepto identidad. Volviendo a la RAE me encuentro con las siguientes acepciones en lo que se refiere al concepto identidad

1.    Cualidad de idéntico
2.    Conjunto de unos rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás
3.    Conciencia que una persona o colectividad, tiene de sí misma frente a las demás.
     Hecho de ser algo o alguien el mismo que se supone o se busca.

Convendrán Vds. conmigo que para el tema que nos ocupa solo nos valen la dos y la tres en ambas sin embargo queda muy claro que nos es aplicable, como intentan los nacionalistas, que el hecho de haber nacido en un sitio, conforme nuestra identidad, y esta afirmación es válida, a mi entender, tanto para la individualidad como para la colectividad.

Quizás sí que el hecho de hablar una lengua determinada, nos distingue de otros que no la hablan, pero en el mundo actual ello no es obstáculo insalvable para que nos podamos comunicar con todo el mundo y nada nos impide conformar colectividades multilingües, sin problema alguno. Los conocimientos que adquirimos a lo largo de nuestra existencia, conforman también nuestra identidad y el contacto con culturas distintas a la nuestra de nacimiento, nos enriquecen y conforman nuestra manera de ser a veces distinta de las de otros congéneres nuestros nacidos en el mismo territorio. Por todo lo dicho, el hecho de intentar confundir nación con identidad es algo perverso, pensado por las grandes élites, solo para mantener a unas masas engañadas y poderlas dominar fácilmente.

Si hoy día en la era de las comunicaciones, el mundo se ha vuelto pequeño y la intercomunicación entre un hemisferio y el otro del planeta es facilísima y que como consecuencia de ello estamos conformando colectividades plurilingües, y multiculturales significa que en un plazo más o menos corto de tiempo el concepto de Nación pierde todo el sentido que le hemos venido dando hasta hoy y hay que buscarle otro diferente, más acorde con la nueva realidad, en lugar de intentar encerrar las colectividades dentro de unas fronteras con la excusa de preservar una cultura, una lengua y una manera de ser, dejando de lado el enriquecimiento que representa el convivir entre diferentes, aprendiendo los unos de los otros y conformando una nueva cultura universal, mucho más rica y grande que cualquiera de las pequeñas culturas que tenemos hoy en el mundo.

Se que el PSC Partido de los Socialistas de Cataluña, no tiene un concepto de nación reduccionista y conservador si no moderno y muy abierto, un concepto en que nación no signifique poner fronteras, sino convivir con los demás pueblos de España en primer lugar y con los del resto del planeta en última instancia, Un concepto de nación lo suficiente amplio para permitir la conformación de entidades supra nacionales como puede y debe ser la Unión Europea. Un concepto de nación totalmente abierto que permita la convivencia dentro de un mismo territorio de gente con lenguas distintas y culturas diferentes, puedan convivir y relacionarse enriqueciendo sus propias culturas y conformando la evolución de la colectiva con las aportaciones de unos y otros.

Sé que por parte de los nacionalistas catalanes y españoles, las manifestaciones del primer secretario del PSC Miquel Iceta, van a ser tergiversadas, y denostadas desde la visión reduccionista que el nacionalismo sea del signo que sea impone, pero estoy también convencido, que la mayoría de españoles sabrán entender, el recto sentido de las mismas y acabarán por aceptarlas como una propuesta que nos va a conducir no a la separación y enfrentamiento si no a la convivencia y la concordia.