domingo, 20 de agosto de 2017

EL NUEVO PSOE RESURGE CONFUERZA


Recuerdo cuando los agoreros de turno, casi siempre al lado de la derecha, nos decían que la socialdemocracia, estaba acabada, no solo en España si no en toda Europa. Que no había sabido comprender la evolución de la sociedad en la globalización y que por ello estaba sentenciada a desaparecer del espectro político.

En Grecia, el PASOK, pasó a mejor vida cuando no supo enfrentarse a una realidad, muy dura a la que les había llevado un derecha corrupta, que incluso falsificó las cuentas para aparentar lo que no era y obligando a una formación, en principio de la izquierda radical como Siryza a tomar las riendas de un país intervenido por el gran capital. Una formación que por cierto una vez ocupado el poder ha olvidado por completo sus planteamientos revolucionarios, situándose e hecho en un socio liberalismo, muy de moda en nuestros tiempos.

En Alemania. Tras cuatro años de pacto con la Democracia Cristiana de Ángela Merkel, el SPD contempla atónito, como ni el cambio de líder le hace mejorar en las expectativas de voto, y así, el esperado efecto Shultz, se ha quedado en agua de borrajas. Después que en las últimas elecciones regionales obtuvieran un rotundo fracaso en uno de sus feudos tradicionales.

En Francia, después que Hollande, se pasara con todos sus bártulos al socio liberalismo, nombrando ministros de esta corriente, Macron i Manuel Valls, en las más destacadas carteras, le provocó la debacle electoral más grande nuca sufrida por este partido, que no pudo parar de ninguna de las maneras un socialista íntegro, como Benoït Hammon

Con este panorama, nadie apostaba ni un duro por un PSOE, roto y desangelado después de una dura guerra interna donde dos bandos se abrieron en público sus tripas con una crueldad y una mala saña, totalmente impropia de los que debieran ser defensores a ultranza de la tolerancia y la solidaridad; a pesar que Pedro Sánchez, enfrentándose a todo el aparato del partido y con solo la militancia a su favor, consiguiera el 21 de mayo una extraordinaria victoria, con más del 50% de los votos emitidos y con una altísima participación de más del 80% del censo, algunos entendidos temieron que se viera obligado a quitar radicalidad a su discurso, cuando no consiguiera imponerlo en la sesiones del 39 Congreso del partido a celebrar los días 16-17-y 18 del mes de junio.

Pero he aquí que en el Reino Unido, bajo el gobierno conservador de Teherese May, se estaba debatiendo en gestionar, la difícil tarea de su salida de la UE, con los mínimos costes posibles, un laborista de tomo y lomo, como Jeremy Corbyn, de la ala más izquierdista de este partido, contra todo pronóstico se consiguió casi la victoria en las elecciones generales británicas que los conservadores habían convocado por adelantado para consolidar su mayoría absoluta, dejando a Teherese May, en una extrema debilidad, que no le es precisamente muy cómoda en sus negociaciones con la UE.

Es aquí donde los socialdemócratas europeos, empezaron a ver la luz al final de túnel, y pocas semanas después en el 39 Congreso del PSOE, Pedro Sánchez conseguía imponer sus tesis, significando la más absoluta derrota de todos aquellos que se habían puesto del lado del aparato, algunos de los cuales, no tuvieron más remedios que ponerse del lado del nuevo secretario general, con el fin de no perder su cargo; consolidando así la percepción que la crisis y el declive de la socialdemocracia, había acabado en Europa y que el renacer de esta formación al servicio de las clases más desfavorecidas, adquiría de nuevo el papel preponderante en el panorama político que siempre le había correspondido.

Portugal, España, y más pronto que tarde, el Reino Unido van a ser las puntas de lanza del nuevo amanecer socialdemócrata en la UE, con un nuevo sistema económico de reparto equitativo de la riqueza que dejará atrás para siempre la política suicidad de la austeridad que desde la derecha retrógrada se había impuesto. Estoy más que seguro, que la formación griega Syriza no tardará en apuntarse al carro y que en Alemania el SPD, ya está emprendiendo el viraje que les haga ganarse las simpatías de un electorado que ha sufrido muchísimo el ultra-liberalismo imperante de hace casi dos décadas., así como el socialismo francés que va a recuperarse más pronto que tarde de la debacle sufrida por el equivocado cambio de rumbo liberal de algunos de sus propias filas.

Pensemos que este renacer, nos aleja del fantasma de una gran confrontación, que según decían algunos, los poderosos del planeta andaban buscando para seguir manteniendo sus privilegios, tengamos confianza que al final nuestros hijos y nietos no van a vivir peor que nosotros como se dice si no que conseguiremos enderezar el rumbo de la economía planetaria hacia un reparto más equitativo, sin necesidad de destruirlo todo para volverlo a construir.

domingo, 6 de agosto de 2017

LA IMPORTÁNCIA DE UN MANIFIESTO



El Pasado día 27 de Julio, asistí al acto de presentación del Manifiesto. Sindicalistas y Federalistas, en la sala de actos del Colegio de Periodistas de Barcelona, acto presentado por el ilustre profesor de Economía de la Universidad de Barcelona, Gonzalo Bernardos, que expuso en su discurso, la grave situación que se vive en Cataluña en estos momentos, con un gobierno que hace dejadez de sus funciones, empeñado en una quimera como es la independencia del país y el enfrentamiento, no solo con el estado español, si no de hecho con todos los españoles. Expuso también que la solución federalista, es la más justa, y la más lógica en un marco de imprescindible reparto de la riqueza, que remita los desmanes de un capitalismo desenfrenado que nos ha llevado, en España, a la más alta cota de desigualdad de toda su historia, con una diferencia entre ricos y pobres que resulta casi abismal.

Los firmantes del manifiesto, militantes de UGT, CCOO, y USOC, por boca de sus representantes en el acto, nos confirmaron que dentro de sus organizaciones si bien unas mayorías están por el Federalismo, algunos aun no han visto la luz y siguen en el lado oscuro del nacionalismo excluyente, aunque respetan la decisión de la gran mayoría. A mí me hizo especial ilusión oír a la representante del sindicato UGT, Victoria Corbacho defender una España Federal como la gran solución al desafío soberanista que desde la derecha nacionalista catalana se viene planteando, por cuanto a la UGT catalana que lideraba el actual secretario general de la UGT nacional Pepe Álvarez y también a su sucesor Camil Ros, se le habían atribuido ciertas veleidades nacionalistas, cuando uno y otro en sus discursos mostraron una cierta ambigüedad o quizás mejor decir transigencia con el independentismo.

Ovidi Huertas de CCOO, admitió claramente que en su formación había un cierto sector de militantes afincado en las tesis independentistas, pero que una prospección realizada recientemente, demostró que la gran mayoría es partidaria de la Solución Federal, por lo que como organización se decidieron a firmar el manifiesto.

Tanto Victoria como Ovidi, como el representante de la USOC, del que siento no recordar su nombre, dejaron bien patente en sus intervenciones que en el marco social de este siglo XXI, para defender los intereses de las clases asalariadas,  es conveniente una organización de tipo federal, tanto en España como en el ente supranacional que es la Unión Europea, pues es la única forma en el entorno democrático, de establecer un continuo Dialogo, Negociación y Pacto, elementos imprescindible para la evolución y el progreso de la clase obrera.

Es por lo indicado en este último párrafo la gran importancia que para el futuro inmediato en nuestro país, va a tener el manifiesto y la voluntad firme que en él se expresa de defensa de los valores democráticos y la justicia social, en un mundo donde la revolución neoconservadora, iniciada en los años 90 por Ronald Reegan y Margaret Tatcher y los discípulos de Milton Freedman en la escuela Económica de Chicago, parece estar triunfando, llegando ya al límite peligroso de cuestionar la democracia, como sistema de gobierno y administración, cuando de facto prefieren imponer la llamada dictadura de los mercados.

Estoy más que seguro, que si consiguiéramos que este mismo manifiesto, fuera firmado por las grandes centrales sindicales a nivel nacional, y otro parecido lo firmaran las fuerzas políticas no nacionalistas a nivel del estado, conseguiríamos en muy poco tiempo cambiar radicalmente este país y echar por tierra las teorías de los nacionalistas de uno u otro signo, que España solo es viable desde un unitarismo a ultranza y que la rebelión contra esto, solo se puede materializar con la secesión, tal y como se proclama en los círculos nacionalistas en Madrid, y en Cataluña.

Hago un llamamiento a todos aquellos que nos consideramos profundamente de izquierdas, a todos aquellos que internacionalistas de convicción, no reconocemos otra patria que el género humano en su conjunto y diversidad, nos pongamos las pilas y promovamos la firma de manifiestos como los señalados, que usemos la poca o mucha influencia en los dirigentes de las organizaciones en que militamos, para hacerles ver la necesidad imprescindible de parar la locura de confrontación donde nos están llevando los nacionalismos de uno u otro signo.