domingo, 19 de mayo de 2019

¡OH DIOS MIO! UN FEDERALISTA PRESIDENTE DEL SENADO


El pasado jueves día 16 de Mayo, los grupos independentistas catalanes ERC, CUP y Junts X Catalunya, junto con los nacionalistas españoles de Ciudadanos, imposibilitaron que Miquel Iceta, primer secretario y líder de los socialistas catalanes (PSC) adquiriese la condición de senador del estado español, por designación autonómica, en substitución del socialista catalán José Montilla y en consecuencia imposibilitar su nombramiento como Presidente del Senado, que Pedro Sánchez había anunciado con anterioridad.

Los argumentos dados por ERC, para votar en contra de esta designación parlamentaria, resultan del todo peregrinos, cuando acusan a Miquel Iceta de haber votado a favor de la aplicación del 155, como consecuencia de la proclamación de independencia que el anterior gobierno de la Generalitat hizo en 2017 y de haber manifestado que volvería hacerlo en el caso que se dieran parecidas circunstancias. Resulta chocante que por el lado contrario, Ciudadanos, un partido que hace bandera de su nacionalismo español, justifique su abstención negando el voto a favor acusando a Iceta de connivencia con el independentismo, al haber dicho en alguna ocasión que en caso de condena de los políticos procesados, habría que estudiar alguna fórmula de indulto.

 Pensando un poco en ello, me ha dado cuenta enseguida de las coincidencias de los grupos nacionalistas tanto catalanes como españoles, en la idea de hacer lo imposible para que Iceta, un socialista, y un reconocido federalista, además de una persona altamente activa y comprometida; pudiera desde la presidencia del la alta cámara española, iniciar su transformación, concretando, una propuesta de cambio constitucional, que transforme nuestro Estado de las Autonomías en un verdadero Estado Federal  y que el Senado sea una verdadera cámara de representación territorial donde se diriman, entre representantes de los gobiernos autonómicos, todos aquellos asuntos que les atañen directamente, competencias, financiación, solidaridad interterritorial, etc. etc.(Les invito a leer mi otro artículo en este blog titulado HABLEMOS DE CÓMO SERÁ LA ESPAÑA FEDERAL les adjunto el link de acceso https://cosmem.blogspot.com/2018/12/hablemos-de-como-sera-la-espana-federal.html)

Entiendo que para un nacionalista catalán a ultranza, al igual que uno español, una solución federal al tema de la territorialidad en España les resulte altamente preocupante; para el caso del independentismo catalán, casi podríamos decir que el federalismo puede significar su desaparición, en cuanto este planteamiento les quitaría su razón de existir por cuanto resultaría que los temas de verdad o malévolamente exagerados, que hoy suscitan confrontación y en verdad les alimentan, dejarían de tener sentido cuando desde el Senado, ellos deberían contribuir a solucionarlos. Tampoco parece el Federalismo una idea complaciente para un nacionalista español convencido, pues perdería todo sentido la secreta vocación imperialista de una nación única, España, con una sola cultura, una única lengua y una única manera de pensar.

Volviendo al tema creo que en realidad, El independentismo catalán y Ciudadanos, (No nombro al PP, porqué en el parlamento catalán esta fuerza es completamente irrelevante y sus resultados electorales del pasado 28 de Abril han sido completamente desastrosos), coinciden en la voluntad de no hacer senador a Iceta, no por los nimios argumentos que han dicho públicamente en los medios, si no por el miedo cerval que un hombre efectivo como es Miquel Iceta, empiece a abrir el camino de la reforma constitucional confirmando la sentencia de desaparición que la doctrina nacionalista lleva escrita en su ADN, desde que comenzó el siglo XXI y la revolución llamada digital empezó su avance inexorable hacia la transformación total de la forma de vida de la humanidad.

Comprendo las dificultades de los dirigentes independentistas de tener que decir a quienes han confiado ciegamente en ellos que les han engañado, que la independencia de Cataluña jamás va a contar con el apoyo de ninguna otra democracia que se precie y que ante una confrontación entre nacionalistas de un lado y de otro los catalanes tienen todas las de perder, cuando les van a dejar más solos que Inglaterra y Austria les dejaron en 1714.También entiendo que el nacionalismo español no quiera admitir la falsedad de muchos de sus planteamientos empezando por no reconocer la diversidad cultural y lingüística de los distintos pueblo que componen España y se empeñen en un unitarismo, que no unidad, totalmente desfasado con la realidad actual presente y futura.

Pero amigos a unos y otros a corto o medio plazo, no les va a quedar otro remedio que enfrentarse a sus engaños, mentiras y medias verdades que hasta hoy les han salido rentables, pero que en cuanto se vayan descubriendo les van a perjudicar enormemente y más cuando hoy están haciendo todos los esfuerzos posibles para seguir manteniéndolas.

No crean que evitando la presidencia del senado para Miquel Iceta, van a parar lo inevitable, ya perdieron una batalla cuando le negaron el voto a Pedro Sánchez, para los presupuestos más sociales que se han planteado en nuestro país, y ha resultado que después de las elecciones, han perdido la capacidad de presión hacia el gobierno socialista, pese haber aumentado el número de sus escaños. Pedro Sánchez lleva en sus principios fundamentales la reforma del estado español en un sentido federal y no creo equivocarme si les digo que antes de que finalice la presente legislatura, esto va estar bien encarrilado con seguridad, sin hablarlo con el actual gobierno autonómico de Cataluña Ojo al dato, estén al tanto de los cambios que pasado el 26 de Mayo va haber en el Partido Popular, quizás haya sorpresas muy agradables para el federalismo en general.

domingo, 12 de mayo de 2019

NOS JUGAMOS EL PRESENTE Y EL FUTURO


El próximo 26 de mayo nos jugamos el presente y el futuro de nuestros hijos y nietos en una doble elección a cual más importante, aunque de siempre los españoles las hemos tendido a minusvalorar; Se trata de las elecciones Municipales, y Autonómicas en muchas, aunque no todas, provincias de España además de otras al Parlamento Europeo.

El pasado 28 de abril, los españoles con una participación masiva, que llegó casi al 80%, definimos con claridad que ya estábamos hartos de corrupción, y que no estábamos dispuestos a una regresión de más de cuarenta años, como la que representa el ultra derechismo de VOX y depositamos mayoritariamente nuestra confianza en el Partido Socialista Obrero Español, al ser esta la única fuerza cuyas propuestas nos parecen factibles y razonables en el sentido de mirar para la colectividad de todos los españoles y no sobre la de unas élites minoritarias de privilegiados. Sin embargo al no tener una mayoría absoluta, aunque a diferencia de la situación anterior, el PSOE ya no depende, si o si, del independentismo catalán, si después del 26 de mayo no dispone de un buen respaldo desde el poder autonómico y local,  es muy posible que se le pueda procurar inestabilidad desde estas instancias, cuestión que convendrán conmigo sería totalmente perjudicial para el sosiego que este país necesita para regresar de nuevo a la senda del progreso y la prosperidad.

Debemos tener en cuenta que Pedro Sánchez tiene por delante importantes retos que afrontar para situar a España en el siglo XXI, Un nuevo sistema económico fuera de la especulación y de alto valor añadido que nos garantice empleo de calidad; Poner en marcha una reforma constitucional que convierta el estado español en un verdadero estado federal, garantizando la convivencia desde el respeto a diversidad de todos los pueblos que lo componen; Devolver uno por uno todos los derechos sociales que el PP nos arrebató con la excusa de la crisis económica y convencer al empresariado español de la necesidad de adaptarse a las exigencias de una nueva justicia social en el siglo XXI, donde la explotación esté postergada definitivamente; resituar España en el lugar que le corresponde en el liderazgo de la UE, procurando el avance de la misma hacia una unión verdaderamente federal que le dé a este organismo supranacional, el papel que le corresponde en este siglo XXI, como gran potencia que es.

Para ello es absolutamente necesario, que Pedro goce de un respaldo suficiente y que se le garantice no tener ataques inesperados a la primera ocasión. Si una mayoría de pueblos y ciudades de España, cuentan con gobiernos locales y autonómicos socialistas, que le respalden en su acción de gobierno el podrá dedicar su tiempo y esfuerzos a avanzar en los terrenos citados en el párrafo anterior, por cuanto las exigencias que de los municipios y comunidades que como es bien lógico se van a producir, solo van a ser en sentido constructivo por lo que nadie le va a mover el terreno bajo sus pies. Por otro lado una victoria indiscutible del socialismo en las elecciones municipales y autonómicas, contribuirá enormemente a acallar la disidencia interna y resituar a los barones díscolos en el rincón de la historia socialista de donde nunca debieron salir.

Por lo que se refiere a las elecciones europeas, en estas horas bajas que vive la institución, y cuando el ultranacionalismo populista acecha de nuevo en muchos países claves de la UE se hace completamente necesario regresar a la gran idea fundacional que partió de los principios federalistas que siempre han inspirado a la socialdemocracia, y esto es solo posible de la mano del socialismo democrático, auxiliado por una derecha moderadamente liberal como la que representa hoy Macron en Francia, o la CDU de Merkel en Alemania; una derecha capaz de abominar del nacionalismo a ultranza y aceptar el federalismo como la forma organizativa que permite, la igualdad de derechos con respeto a la diferencia, de cultura, lengua, etc.

 El PSOE como partido socialdemócrata hegemónico en la actual composición de gobierno en los países europeos, puede y debe convertirse en el motor que haga resurgir de nuevo la socialdemocracia en Francia, Alemania, Los países nórdicos, en Centro Europa, y en antiguo Benelux. El ejemplo de lo sucedido en Portugal desde 2016, donde el Partido Socialista liderado por Antón Costas consigue, mantenerse en el gobierno a través de pactos y negociaciones con el Partido Comunista y El Bloco d’Esquerda, que contribuyen a darle la estabilidad parlamentaria, y ahora lo que se configura en España después del 28 de Abril, les sitúa como ejemplo y garantía de mover la pesada maquinaria de la UE hacía una unión federal que nos dé, desde la democracia, la dimensión suficiente para competir en un mundo de gigantes como los USA , China y Rusia.

La alternativa a una Europa Unida democrática y con respeto a las diferencias culturales idiomáticas etc. o sea una Europa Federal, es el regreso al ultranacionalismo imperialista, al más puro estilo de lo que pretendió Hitler en su tiempo, o a una atomización de pequeños países en disputa permanente entre sí que al final van a ser absorbidos por las áreas de influencia de los verdaderos protagonistas de la nueva economía del siglo XXI, los gigantes Rusia, China, USA, etc.

Estas elecciones Europeas van a ser la clave de una u otra opción y el socialismo español está más que nunca en condiciones de abanderar la transformación de la UE y el avance definitivo, situando a Josep Borrell como presidente de la Comisión Europea y a un socialista en la presidencia del Parlamento.

Termino este articulo igual que lo empecé, llamándoles a Vds. a ir a votar de nuevo el 26 de Mayo al PSOE, sin que nadie se quede en casa que no se pierda ningún voto. En la garantía que si Pedro dispone de la tranquilidad suficiente vamos a cambiar el negro futuro que nos auguraba Rajoy por una época de floreciente, prosperidad y entendimiento, por favor hagámoslo posible, todo está en nuestras manos.

domingo, 5 de mayo de 2019

PRIMERAS REFLEXIONES POST ELECTORALES



La victoria del PSOE, en las elecciones del 28 de abril es clara e indiscutible por mucho que la extrema derecha de VOX se empeñe en buscar pucherazos que solo existen en su calenturienta imaginación.

Pedro Sánchez, a mi entender con muy buen criterio y en el afán de ser el presidente de todos los españoles, de los que le han votado y de los que no, como debe ser; ha planteado de entrada un gobierno monocolor del PSOE en solitario, al que incorporarán independientes de reconocido prestigio y aunque la propuesta ha sido rápidamente contestada en sentido negativo por parte de Podemos, a mi me parece es la más conveniente para conseguir la estabilidad que este país necesita, para entrar de nuevo en la senda del progreso y la prosperidad.

En primer lugar debo decir que un gobierno de coalición PSOE-Podemos, de entrada no augura una tranquilidad en absoluto, cuando incluso ahora, después que el pueblo español haya optado mayoritariamente por la socialdemocracia, sus principales dirigentes siguen mandando mensajes a la población equiparando ideológicamente al PSOE con PP y Ciudadanos; por otra parte, el ego exclusivista que caracteriza a Pablo Iglesias y que le ha conducido a quedar como el único de los cinco fundadores de PODEMOS, actualmente en esta formación, por todo ello se me antoja que meter a la formación morada en el gobierno sería como meter el zorro en el gallinero.

En España ha habido un ejemplo de gobierno de coalición, el llamado tripartito, PSC, ERC e ICVEUiA que gobernó Catalunya desde el 2003 al 2006 con Pascual Maragall al frente y del 2006 al 2010, con José Montilla; en ambos períodos sucedió que el PSC, como principal fuerza en número de votos y escaños, se las vio y deseó, para tirar adelante una legislatura, compitiendo con una fuerte CiU en la oposición, con unos compañeros que en lugar de apoyar parecía que estaban más por ejercer oposición dentro del propio gobierno que gobernando. Recordarán Vds. cuando ERC, por su cuenta y riesgo se fue al sur de Francia a parlamentar con la banda terrorista ETA, o los conflictos que el representante de ICV Joan Saura, que siendo el responsable de la seguridad en Cataluña, mantenía con los Mossos de Esquadra, cuando siempre se situaba a defender a los que protestaban aunque fueran violentos.

Creo que hoy más que nunca España necesita de un gobierno bien respaldado parlamentariamente y que sea capaz de llevar a cabo iniciativas, que van a contar con una durísima respuesta por parte de la derecha y de los poderes fácticos de este país, que ya durante los años del Aznarato y después del paréntesis que representó el Gobierno Zapatero, con los años de Rajoy, se ha visto beneficiado y aumentado sus prebendas de forma exponencial, con un mínimo coste para ellos, como ha sido mantener la corrupción.

Dedo decir también que la posición de los dirigentes de PODEMOS, exigiendo ministerios para su formación después de haber perdido más de treinta escaños en estas elecciones se me antoja, están viendo la realidad actual como su última oportunidad de tocar poder, y que tienen tan poca confianza en sí mismos que temen haber pasado por la política y desaparecer sin haber pillado cacho.

Hoy las clases pudientes, necesitadas de estabilidad para el desarrollo de sus negocios, cuando han comprendido que el tema de corrupción en la derecha de este país se les había ido de las manos, parece que aceptan un gobierno socialdemócrata aunque ello les comporte pagar un precio mayor que el que hasta hoy venían pagando, en forma que les va a exigir una mayor contribución a la hacienda pública. Como es lógico y si echamos un vistazo a la historia nos daremos cuenta que cada vez que los poderes fácticos han optado por una opción de izquierdas no lo han hecho para que sea eterno sino por un plazo lo más breve posible, recuerden Vds. cuando se encumbró al PSOE de Felipe González, en el 1982 y lo derribaron trece años más tarde después de inocularle el virus de la corrupción y como hemos podido ver tiempo después, a él comprándole  garantizándole una vejez de lujo, como la que hoy disfruta.

Yo como la mayoría del pueblo español que hemos dado nuestro voto al PSOE, estamos convencidos que Pedro Sánchez es persona de ideales firmes y que no se va a vender por nada, que su idea como la de casi todos nosotros es que el PSOE sea el partido que dirija por largo tiempo el paso a al nuevo sistema económico del siglo XXI, basado en la justicia social y el reparto de la riqueza generada que sin lugar a duda va a imponerse en el mundo en un futuro a medio plazo. Sabemos también que nada ni nadie va a poder con él, mientras tenga el respaldo de los hombres y mujeres que nos hemos mantenido en el PSOE, en los buenos y los malos tiempos, los verdaderos socialistas.

Me vienen a la cabeza las palabras del fundador de nuestro partido Pablo Iglesias Posse: “Elegid siempre a los mejores de entre vosotros, pero una vez ocupen el poder, vigilarlos de cerca como si de los peores ladrones se tratara” Quizás fallamos en esto en 1982, pero estoy seguro que hoy no vamos a repetir el error.       

lunes, 29 de abril de 2019

EL CANOVISMO SALTA POR LOS AIRES


Después de los discursos del nuevo trío derechista, en el gobierno de Andalucía,  PP C’s i VOX, los huesos de Cánovas del Castillo han debido removerse en su tumba. Los liberales de Ciudadanos, marcando distancias, con Vox, y cargando sobre el PP la responsabilidad de las posibles concesiones a la extrema derecha.

Vox, reivindicando su propuesta al más puro estilo de la Falange Española de 1939, de un ultranacionalismo español, que mete miedo en el cuerpo y un Partido Popular, reivindicando su papel de aglutinador de la derecha española desde la transición.

Cánovas, artífice de la Restauración borbónica en España en 1875, consiguió reunificar, hasta nuestros días, a las derecha españolas, aunando conservadurismo y liberalismo, en un sistema semi autoritario que permitía ciertas libertades, como fue el de la restauración borbónica.

Su asesinato  en 1897, a manos del anarquista italiano, Michele Angiolillo, lejos de acabar con su proyecto, le dio nuevas alas, que les permitieron, superar el período republicano, la dictadura franquista, la transición y la consolidación democrática hasta nuestros días. No en vano, tanto en el período de la dictadura, como durante el gobierno de José Maria Aznar, se impulsaron homenajes y reconocimientos a Antonio Cánovas del Castillo.

La aparición de una formación como Ciudadanos, que pretendía ser la derecha liberal moderna, contemporizadora con sus homólogos europeos, junto a un Partido Popular, al que le explotaban los casos de corrupción, como si de una traca valenciana se tratara, totalmente desnortado, agarrado al conservadurismo más absoluto, como si fuera su tabla de salvación, en los tiempos de Mariano Rajoy; podía parecer que ponía un punto final, al postulado Canovista, y que a partir de entonces liberales y conservadores volverían a ir por su lado y a la greña entre los dos. Sin embargo, una masiva abstención de la izquierda en las elecciones autonómicas andaluzas por causa de la discutida figura de Susana Diaz, y la aparición de una fuerza en la extrema derecha como VOX; ha obligado a los liberales hacer de tripas corazón y pactar un gobierno presidido por el popular Juan Manuel Moreno Bonilla, con el apoyo externo de la extrema derecha; cuestión que les ha merecido la repulsa del presidente francés y liberal por excelencia Emanuel Macrón.

¿Puede descansar tranquilo Cánovas en su sepulcro? Yo creo que no porque, más a corto que a medio plazo, la regresión que están efectuando los conservadores del PP, resucitando el Aznarismo y contemporizando con VOX, se le va hacer del todo incompatible con los planteamientos de Ciudadanos y el movimiento liberal europeo.

Hace bien poco y después de más de seis meses sin gobierno, los liberales y conservadores suecos, han decidido pactar con los socialdemócratas y conformar conjuntamente un gobierno, evitando tener que echar mano de los diputados de extrema derecha para administrar el país.

También en Francia,  la derecha liberal o la conservadora de los gaullistas y republicanos, aíslan siempre a Marine Lepen, en una especie de cordón sanitario, para no permitir que esta fuerza tenga poder alguno; y ya es conocida la Gran Coalición del SPD y la CDU en Alemania, para frenar a Alternativa por Alemania, la emergente fuerza neonazi. En todos los países de tradición democrática, Liberales y Conservadores se alían, para frenar a la extrema derecha y en aquellos casos en que no suman lo suficiente, van a la busca de la socialdemocracia con la misma finalidad.

Pero parece que España sigue siendo diferente, y cuando Aznar optó por lanzar al Partido Popular, en manos del conservadurismo más absoluto, lo que provocó la aparición de Ciudadanos, al sentirse los liberales desplazados, y dinamitando el Canovismo que las derechas habían mantenido desde la restauración borbónica, y ahora su sucesor Pablo Casado, asesorado por él, se aleja aun más del liberalismo, con su aproximación a la ultraderecha de Vox; se me antoja un disparate monumental, que sitúa al conservadurismo español de nuevo, totalmente fuera de la evolución mundial, como ya sucedió en la década de los treinta del pasado siglo XX.

Los resultados de la jornada electoral de ayer 28 de Abril de 2019, son a mi parecer una viva señal del fallo garrafal, electoralmente hablando, de la estrategia de saltar por los aires el Canovismo con la pérdida de 22 escaños, en el bloque de derechas, que le aleja de toda posibilidad de formar gobierno; agravado por la pérdida de 71 escaños por parte del Partido Popular, el que hasta hoy había sido el heredero de la idea de Cánovas del Castillo.

En el siglo XXI la tecnología avanzada, no debe restringirse al uso de unas pocas élites si no que la debemos generalizar a toda la humanidad con el fin que la riqueza que mediante ella generemos, no se limite a dar suculentos beneficios a unas élites, si no que se reparta entre todos con justicia y equidad. Es así de la única forma que la humanidad va a avanzar superando los retos que la propia evolución impone, desde el respeto a los grandes valores humanistas, Libertad, Igualdad y Solidaridad.

domingo, 21 de abril de 2019

TENERLO CLARO


En las elecciones del próximo domingo y quizás por primera vez en los cuarenta años de democracia, es más necesario que nunca tener bien claro lo que se dirime en ellas, pues tal y como se han planteado las cosas, el perdedor va tardar bastantes años en recuperarse, cuestión que determinará una política no solo para cuatro años, si no para bastantes más. Si gana la derecha que conforman Vox, C’s y PP, y según han manifestado ellos mismos en la larga precampaña y en los 11 días que llevamos de campaña oficial, además de destruir al adversario, van a poner en marcha un neoliberalismo extremo en lo económico que solo va a significar recortes en los derechos sociales, educación, sanidad, y pensiones públicas, disminución del estado como prestador y garante de estos servicios y aumento indiscriminado de la desigualdad, con la destrucción casi completa de la clase media, al más puro estilo de los países latinoamericanos. Esto va a llevar como consecuencia, un aumento de la delincuencia, y la violencia urbana, para lo que ellos proponen como solución armar al pueblo, creando entonces el círculo vicioso de acción y reacción con lo que las muertes por violencia aumentarán exponencialmente; justificando la adopción de medidas coartadoras de las libertades, en pro de la seguridad ciudadana. Dicho de otra manera la dictadura pura y dura.

También debo decir que dada la aparición de un partido puramente de extrema derecha como VOX, ha contaminado extraordinariamente a las otras dos formaciones de liberales y conservadores (C’s y PP) que se han propuesto frenar su sangría de votos hacia esta nueva formación radicalizando su discurso y compitiendo con ella en cuanto a dureza, situándose prácticamente en su mismo terreno y abandonando en centro político de que tanto presumían hace poco tiempo. Ello significa, que en caso de victoria tal y como hemos dicho antes va a peligrar incluso la propia democracia, al menos tal y como hasta hoy la hemos conocido.

Los actuales dirigentes de la UE incluso los situados en la esfera liberal, ya han venido advirtiendo a PP y C’s, la necesidad de regresar al discurso de la moderación y de la construcción europea, abandonando y aislando a VOX, por el peligro que esta formación junto a sus homólogos en otros países representa para el proyecto de UE, una superestructura que solo va a ser posible en un contexto federal y por lo tanto completamente opuesta a la doctrina nacionalista que el tripartito de la derecha española tiene como lema central.

Así mismo me consta la preocupación de algunas de las organizaciones patronales de nuestro país que se dan cuenta les puede perjudicar seriamente en sus negocios, las políticas económicas totalmente disparatadas que plantea la derecha española actual; hasta el punto que desde la máxima discreción abonan el voto al PSOE, la única fuerza que les puede garantizar la estabilidad imprescindible para el funcionamiento de sus negocios y la consecuente generación de riqueza.

En el caso de Cataluña la situación es incluso más complicada, por cuanto la pequeña y mediana burguesía que de la mano de Artur Mas, abrazó el independentismo incondicionalmente, como si fuera su tabla de salvación, empiezan a darse cuenta del gran error cometido, de que la fuga de empresas de finales de 2017 y buena parte del 2018, les empieza a afectar muy en serio y que además la total ineficiencia del actual gobierno autonómico que preside Quim Torra, está llevando este país al desastre más absoluto.
Les cuento un caso que sirve muy bien como ejemplo de la importancia de una buena gestión de un gobierno autonómico, para la economía de Cataluña, en los principios de la crisis económica, cuando presidia la Generalitat de Cataluña, el socialista José Montilla, la empresa automovilística japonesa Nissan, planteó una reducción muy drástica de su fábrica en Barcelona, que hizo suponer a muchos que planeaba secretamente su cierre. José Montilla, cogió el toro por los cuernos viajó hasta Japón , se entrevistó con la más alta dirección de la multinacional y regresó, con nuevas cargas de trabajo para la empresa Nissan de Barcelona, con el solo coste de un acuerdo laboral que implico solo una pequeña reducción de salario, pero sin que nadie fuera despedido.

Estos días, la Multinacional Nissan plantea, un ERE para despedir a más de 600 trabajadores, lo que significará una reducción importante de la fabricación de coches en la factoría de Barcelona cuestión que va afectar muy directamente a varias empresas auxiliares, fabricantes de elementos para los coches Nissan. ¿Vds. han oído al President Quim Torra referirse a ello? ¿han visto al conceller de treball tomar cartas en el asunto e intentar evitar que esto se lleve a cabo? ¿Han leído en algún medio que el vicepresidente Pere Aragonès, de ERC, se moviera para paliar este asunto? Nadie ha hecho nada, y casi con toda seguridad, la fábrica Nissan va a dejar la capital catalana, aunque entonces dirán que la pérdida de puestos de trabajo es culpa de Pedro Sánchez.

Les ruego amigos que piensen en este escrito cuando vayan a introducir la papeleta en la urna el próximo domingo y tengan perfectamente claro que solo un gobierno de Pedro Sánchez, con amplia mayoría, puede procurar una salida honrosa y equitativa a la crisis económica y dando la estabilidad necesaria para que ningún bache económico nos perturbe y exija más sacrificios. ¿Van a darle el gobierno a un Partido Popular, condenado en primera instancia por corrupción? ¿Van a confiar en un veleta como Rivera,  que no ha hecho propuesta seria ninguna y su objetivo parece ser solo sacar a Sánchez de la Moncloa?  ¿Van a confiar en VOX, que pretenden devolvernos al oscurantismo franquista? Por favor,  actúen con sensatez.

domingo, 14 de abril de 2019

¡ESPAÑOLES A POR TODAS!



Si bien, oficialmente la campaña electoral empezó hace tres días, convendrán Vds. conmigo que desde el 15 de febrero, en que el presidente Pedro Sánchez anunció la convocatoria electoral, iniciando lo que se viene en llamar pre campaña, los partidos políticos han tenido tiempo y ocasión más que suficiente para convencer a los ciudadanos para que les den su voto. Con todo y según el barómetro del CIS, publicado el pasado martes día 9 de Abril un 41% de los que han manifestado que van a ir a votar, no tienen decidido a quien hacerlo, son los llamados indecisos.

Todo parece indicar que Pedro Sanchez al frente del PSOE va a alzarse con la victoria, y la única duda es si el tripartito de derechas (PP, C’s y Vox), conseguirá sumar los suficientes escaños, para que Pedro Sánchez no vuelva a la Moncloa, girando las políticas del país de nuevo hacia la derecha y la defensa del neoliberalismo más absoluto, con la pérdida de derechos sociales que ello lleva consigo.

Esperemos que esto no sea así y que hoy la gran mayoría de ciudadanos como son los que viven de un salario, o que son autónomos, hayan visto el percal y no se dejen engañar de nuevo por estos que no creen en los derechos sociales si no que luchan por mantener la desigualdad social fuente de los privilegios de las llamadas élites y que siguen anclados en un pasado clasista, donde unos pocos explotaban a unos muchos.

Las elecciones del 28 de Abril de 2019, no van a ser unas elecciones como cualquier otras, en estas todos los españoles nos jugamos muchísimo y que en el futuro cercano, podemos perder gran parte de los derechos sociales conquistados con esfuerzo durante los últimos cuarenta años de democracia, en manos de tres fuerzas reaccionarias, que ya han manifestado su voluntad de acordar, en el caso que consigan sumar los escaños suficientes para gobernar como son PP C’s y VOX.

Que nadie crea que no van a ser capaces de llevar a cabo sus amenazas, como podemos comprobar desgraciadamente en Andalucía la única comunidad autónoma en que han conseguido sumar. En los pocos días que llevan gobernando, ya han suprimido el impuesto de sucesiones que solo pagaban los más ricos, han rebajado el IRPF, autonómico a los más pudientes, han eliminado la ley de memoria histórica, castigando a los familiares de las víctimas del franquismo a no poder recuperar los restos de sus antepasados manteniéndoles en cunetas y descampados, o en fosas comunes en los cementerios de todo el país.
Su anti europeísmo, consecuencia directa de su ultra nacionalismo español, les va a conducir a sentarse y negociar con sus homólogos europeos, la francesa Marine Lepen, el británico Nigel Farage, el Aleman Jörg Meuthen del partido pronazi Alternativa para Alemania. Victor Orban en Hungria Jaroslaw Kaczynsky en Polonia, Mateo Salvini en Italia y un larguísimo etc. para destruir desde dentro la UE, y buscar de nuevo la confrontación entre los países Europeos..

Es pues absolutamente necesario que los que hoy estamos convencidos , que en España, el PSOE es la única garantía de un período de estabilidad y de justicia social. Seamos capaces durante esta campaña de convencer a este 41 % de indecisos de la urgente necesidad de que vayan a votar y lo hagan por el PSOE. 

Por otro lado les pido a los indecisos, reflexionen estos quince días, sobre los siguientes puntos: primero. No olviden que el Partido Popular ha sido recientemente condenado por corrupción y que los escándalos de sus miembros por haber metido la mano en la caja se suceden uno tras otro, aún hoy en día, que sobre su máximo líder Pablo Casado, recaen serias sospechas de irregularidades en la obtención de su máster académico. Que sobre Ciudadanos, un partido que empezó intentando emular a la derecha liberal europea, moderada y capaz de pactar con todo el mundo a adoptar un discurso extremista que le ha hecho merecer la reprobación de Emmanuel Macron el presidente francés y el que parece ser líder del liberalismo europeo, después que la estrella de la alemana Ángela Merkel esté yendo al ocaso. Y de VOX, solo decirles que basta oír los discursos de Abascal y Ortega Smith para oler a la naftalina de los años 40 en los tiempos más duros del franquismo y que a partir del 1978 dejamos atrás para siempre.

En Cataluña a la reflexión hecha anteriormente debo añadir, que votar a los partidos independentistas, es favorecer la victoria de la derecha en España, una derecha que amenaza con la aplicación de un 155 permanente, y cargarse de hecho el régimen de autonomías que hasta hoy hemos tenido, volviendo al anacronismo de recentralización. Que el discurso de Puigdemont es de garantizarse su pervivencia como político apoyado en el victimismo más absoluto.

Solo deseo por el bien de todos que estas elecciones sean las más participativas de la historia y que el 85 o el 90% de los electores acudan a las urnas a depositar su voto, libre y secreto, con la mentalidad que si ganan los tres de la derecha quizás sea, la última vez que puedan hacerlo.

Pedro Sánchez, ha demostrado en 8 meses su voluntad de revertir todos aquellos derechos que el Partido Popular con excusa de la crisis económica ha pretendido despojarnos, cuestión más que suficiente para que le hagamos confianza para que pueda seguir durante cuatro años más por este camino.

domingo, 7 de abril de 2019

...Y AHORA EL INDEPENDENTISMO NO QUIERE VOTAR!!!



Se han pasado la vida pidiendo votar, ligando la democracia al voto incluso por encima de la ley y cuando una mayoría del Parlament de Catalunya aprueba una moción instando al President de la Generalitat, que no ha conseguido aprobar los presupuestos y que se caracteriza por su falta de decisión en lo que afecta al gobierno del país. Quim Torra se cierra en banda y dice que no va a poner las urnas, en unas elecciones por completo dentro de la legalidad y la constitución, demostrando una vez más, el nulo interés de los dirigentes independentistas, para el real interés de todos los ciudadanos catalanes y que solo les importa, en particular al PDECAT o Junts per Catalunya, o como quiera que se llamen cuando estas líneas vean la luz, mantenerse en el poder por los siglos de los siglos.

Mientras Cataluña se hunde poco a poco en el desastre económico, se negaron a aprobar unos presupuestos a nivel estatal que significaban una aportación extra de 2000 millones de euros y han debido solicitar al estado un crédito de 800 millones de euros para pagar la nóminas del mes de Abril. El vicepresidente Pere Aragonés presumía hace unos días de abandonar el Fondo de Liquidez Autonómica, para obtener créditos en el mercado internacional y se encuentra que al tener los bonos de la Generalitat la condición de bono basura, no tiene manera de conseguir crédito a no ser que sea con intereses de usurero.

Por otra parte ERC, parece tener miedo a ganar unas elecciones autonómicas que le obliguen a tomar las riendas y gobernar Cataluña, porqué parece ser no dispone de los cuadros adecuados para afrontar con seriedad tamaña responsabilidad. Sus principales dirigentes, en la cárcel o exiliados y sus parlamentarios en activo, son carne de oposición; el principal ejemplo de lo dicho es Gabriel Rufian a quien es imposible imaginar fuera de sus numeritos en el Palacio de las Cortes, y debiendo efectuar propuestas de gobierno para ser aprobadas.

Con esta situación se hace extraordinariamente difícil frenar el deterioro de Cataluña y volverla a situar en el puesto de cabeza como locomotora de este gran país que es España. Si no hay un cambio radical en el gobierno de la Generalitat, tal y como quedó demostrado en el debate que promovió el periódico La Vanguardia el pasado día 3 de Abril, va a ser imposible una solución dialogada al tema, aunque en Madrid una victoria de Pedro Sánchez esté plenamente por esta labor.

En las próximas convocatorias electorales del 28 de Abril y el 26 de Mayo vamos a ver si exista otra posibilidad y que tanto el nacionalismo español intransigente, como el fanatismo del independentismo catalán, quedan apartados de la primera línea. Si el papel del PSC es dominante en Catalunya tanto en la Generales como en las Europeas, puede significar una cierta posibilidad de constituir en Cataluña un gobierno autonómico perfectamente capaz de entenderse con un gobierno PSOE en España y elaborar conjuntamente una propuesta de reforma constitucional de tipo federal, que satisfaga y supere los problemas de relación que hasta hoy han existido entre los diferentes pueblos que conforman España. (Les invito a releer otros artículos en este mismo blog, que tratan sobre el tema de la España Federal).
Miquel Iceta, contó hace unos días que en su despacho encontró un viejo cartel electoral del PSC cuyo lema era “Catalunya necessita un bon govern” (Cataluña necesita un buen gobierno), y decía que encontraba muy apropiado recuperar este lema hoy, quitando la partícula “bon”, (buen); porqué lo que hoy necesita Cataluña es un gobierno, si además es bueno será la hostia, pero que por lo menos haya gobierno.

Pero el pasado domingo día 7 de abril, leo en la portada de La Vanguardia que Tanto el PDCAT como ERC, aun reconociendo la inactividad del Gobierno y del actual Parlament de Cataluña, junto a la moción parlamentaria aprobada, no consideran necesario convocar elecciones. ¿Será que temen perderlas estrepitosamente? ¿O obedece esta actitud a otras razones?

Si me pongo en situación de mal pensado he llegado a creer que lo que está intentando Torra, Puigdemont, con la aquiescencia de Pere Aragonés de ERC de tirar por la llamada Via Eslovena, o sea declarar unilateralmente la independencia al mismo tiempo que se controlan militarmente los puntos estratégicos (Aeropuertos, estaciones de ferrocarril, fronteras…..) Si los destacamentos del ejército español asentados en Cataluña oponen resistencia, el cuerpo de élite recién creado de mossos de escuadra como guardia pretoriana sería el encargado de enfrentarse a ellos. Unos cuantos muertos, y la difusión profusa de las imágenes piensan ellos, torcería la posición actual de la UE  a favor del independentismo Catalán tal y como sucedió en Eslovenia.

Aunque no se quieren enterar que la situación es totalmente distinta y que Eslovenia se separaba de un estado fallido, como era Yugoslavia entonces; y por el contrario la España de hoy, no es un estado fallido, sino una democracia plenamente consolidada.
Espero equivocarme rotundamente, pues no deseo en ningún momento que la situación catalana acabe degenerando en una violencia fuera de control.